INICIO EMPRESAS PERSONAS CONTACTO Mapa del Sitio
Buscar
Quienes Somos
Empresas
Personas
Contacto
Alonso de Córdova 5870 of. 715 - 716
Las Condes - Santiago - Chile
T: (56-2) 22460033
www.pro21.cl
e-mail: contacto@pro21.cl
Columnas

profesional leyendo

¿Me podría indicar sus expectativas de renta?

 La dificultad de los profesionales para determinar cuánto valen en el mercado

La gran mayoría de las consultoras y los sitios de búsqueda de trabajo, piden a sus candidatos indicar expectativas de renta. Sin embargo, algunos profesionales insisten en omitir dicha información porque creen que de esa manera tendrán que llamarlos para hacerles una oferta o no quieren arriesgarse a ser descartados, si el monto que indican está por sobre o bajo el estipulado para el cargo.

Todos aluden a diferentes razones para no hacer explícita sus pretensiones de renta en el currículum, pero existe una gran razón que es transversal a todas ellas: muchos profesionales desconocen su valor en el mercado, no tienen clara la carrera que quieren desarrollar, ni se sienten seguros de lo que deberían esperar. Omiten esta información porque prefieren que sea la oferta laboral la que les diga cuánto valen, con la secreta esperanza de ser sorprendidos con una cifra que supere sus expectativas. Y en el peor de los casos, si el monto es menor, tienen la libertad de aceptarlo de igual manera porque necesitan trabajar en lo que sea.

Al respecto conviene tener presente algunos puntos:

§         Si una empresa ha encargado un proceso de selección es porque no está dispuesta a contratar a cualquier profesional que pueda “adaptarse” al cargo. Por lo mismo, no quieren a alguien sobrecalificado, que inevitablemente pasará más tiempo mirando otros cargos u otras empresas, donde cree que debería estar, y no concentrado en el trabajo que está desarrollando. Quieren al profesional que cobra lo que vale y está conforme con esa cifra. 

§         La formación y trayectoria profesional, los logros obtenidos y las responsabilidades cumplidas, son las que determinan la renta que se puede aspirar, no lo que uno “necesita ganar para vivir” o lo que a uno le gustaría ganar. Por lo tanto, es muy difícil que alguien sea sorprendido por una oferta que supere todas sus expectativas, excepto que no tenga conciencia del trabajo que es capaz de hacer. 

§         Los antecedentes sin renta hablan de un profesional que no tiene clara su proyección profesional, que no maneja el mercado laboral en el que busca desarrollarse, ni sabe cuáles son sus capacidades. Por ello un currículum sin renta da una primera impresión poco atractiva del profesional que hay detrás. 

§         Es un mito que indicar las expectativas salariales lo dejará fuera de un proceso para el que podría ser indicado. Parte de cumplir con el perfil que se busca es tener expectativas que coincidan con la valoración que hace la empresa del cargo. Y en el caso que todos los demás aspectos coincidan y exista una deferencia en la renta, se conversa tanto con la empresa como con el candidato para buscar un consenso.

§         Entendemos que parece más simple postular cuando se conoce la renta ofrecida para el cargo, sin embargo muchas veces la empresa prefiere reservarse esa información ya que estarán dispuestos a mantener abierto un rango, según el valor profesional del candidato que quieran contratar.

§         Finalmente si no sabe cuánto debería ganar, es importante que evalúe su perfil profesional, lo contraste con el de otros de similares características y determine lo que usted puede entregar a una empresa y el valor que eso tiene. No puede ser la oferta laboral la que determina su valor personal.

Enviar la información que se le está solicitando en ningún caso lo perjudica. Puede que su perfil no sea el indicado para un cargo, pero eso no está determinado por la renta. Ella es sólo un antecedente más que cuando se omite brilla por su ausencia opacando su currículum.      

 Paula Rodríguez O. Periodista