INICIO EMPRESAS PERSONAS CONTACTO Mapa del Sitio
Buscar
Quienes Somos
Empresas
Personas
Contacto
Alonso de Córdova 5870 of. 715 - 716
Las Condes - Santiago - Chile
T: (56-2) 22460033
www.pro21.cl
e-mail: contacto@pro21.cl
Columnas

profesional leyendo

Cómo usar la red de contactos para buscar trabajo

Buscar trabajo a través de nuestros contactos es más que enviar un email a la lista de direcciones del correo electrónico o publicar en Facebook y Twitter que estamos disponibles en el mercado. Los contactos pueden ser muy efectivos para detectar oportunidades laborales, más aún con redes sociales que nos permiten volver a comunicarnos incluso con compañeros del jardín infantil. Sin embargo no es la cantidad de contactos lo que determina el éxito en la búsqueda, sino la calidad de ellos. Es fundamental crear una agenda efectiva y activarla estratégicamente para conseguir nuestro objetivo.

Lo primero es aclarar el concepto. Usar la red de contactos para buscar trabajo no se traduce en “apelar a los pitutos para que nos den pega”. Más bien consiste en desarrollar un proyecto del cual seremos protagonistas y para el cuál será necesario informarnos, fijar objetivos, estrategias y acciones concretas.  

Las redes sociales en este sentido serán una herramienta pero no una estrategia en sí. Con tanto email, spam, contacto, amigo, compañero, conocido, fan, seguidor y link, ¿cómo podremos hacernos notar? Quien mucho abarca poco aprieta y lo que es peor, corremos el riesgo de transformarnos en un odioso spam para nuestros amigos, quienes terminarán por bloquear nuestra necesidad. 

 

Para evitarlo y por el contrario, establecer alianzas estratégicas con nuestros contactos, aquí van algunos consejos:

 

  • Antes de mandar un email, deténgase y piense: qué estoy buscando y qué ofrezco a cambio:

Para hacerlo respóndase preguntas cómo: ¿Cuáles son mis habilidades, en qué soy experto, qué me gusta hacer, por qué he destacado en mi carrera, cuál es la industria de mi preferencia, conozco en profundidad ese mercado y los cambios que ha sufrido, cuánto espero ganar, que estoy dispuesto a transar y cuáles son mis exigencias mínimas? En otras palabras, tome conciencia de sus limitaciones y fortalezas, y según eso defina el cargo que desea asumir y en qué tipo de empresa.

En esta tarea lo pueden orientar ex compañeros de trabajo o algunos de sus anteriores jefes que conocen su perfil.

 

  • Sea realista y humilde al fijar sus objetivos. No apuntar demasiado alto ni en los contactos que quiere lograr ni en el cargo que sueña desempeñar. Depositar parte de nuestra energía en pensar que Farkas nos descubrirá y cambiará nuestra situación laboral, sólo nos traerá cansancio, decepción e incapacidad de valorar las reales posibilidades que surjan.
  • Pida consejos a quienes ya han experimentado esta situación y lograron reinsertarse. Póngase en contacto con amigos que hayan estado buscando trabajo recientemente y escuche su experiencia. Qué medios usaron, cuáles les resultaron más efectivos. Así tendremos consejos expertos y actualizados, y además apelando a la empatía lograremos posicionarnos en la mente de nuestro amigo para que nos alerte de oportunidades a las que él pudiera acceder con todos sus canales de información activados.
  • Cuando tenemos claro el mensaje que queremos transmitir, ser breve, claro, realista y positivo para exponerlo. Quienes lo reciban no podrán hacer magia sólo porque les transmitimos cuánto necesitamos trabajar. Debemos ayudarles a ayudarnos, diciéndoles qué esperamos encontrar y qué soluciones podemos ofrecer a una empresa. Muchas veces nuestros contactos no conocen ese lado profesional nuestro en profundidad y necesitan hacerlo para poder recomendarnos a contactos efectivos.   
  • Crear una agenda de contactos con los que deseamos activar la relación. Es recién en este momento que podemos revisar la lista de direcciones de nuestro correo y todas las redes sociales en las que participamos. Ver qué está haciendo cada uno de ellos, dónde trabajan, quiénes son sus contactos. Y de esa gran lista dejar sólo a:

Personas que trabajan en cargos o industrias de nuestro interés

Nuestros antiguos jefes o compañeros de trabajo

Amigos que estén conectados con profesionales que nos interesen

Conocidos bien contactados que accedan a información privilegiada     

  • Una vez que nos ponemos en contacto con ellos, indicándoles el objetivo de nuestra comunicación, debemos ser agradecidos y corteses. Responder el teléfono, los email, agradecer los datos aunque no nos sirvan y los consejos aunque no los tomemos.

Finalmente es importante recordar que para mantener una buena red de contactos es necesario alimentarla. Ser sociable, colaborar cuando nos piden ayuda, participar en las discusiones, compartir nuestras experiencias y datos, estar presente de una u otra manera siempre, no sólo cuando necesitamos que nos den una mano.

Paula Rodríguez O. Periodista