INICIO EMPRESAS PERSONAS CONTACTO Mapa del Sitio
Buscar
Quienes Somos
Empresas
Personas
Contacto
Alonso de Córdova 5870 of. 715 - 716
Las Condes - Santiago - Chile
T: (56-2) 22460033
www.pro21.cl
e-mail: contacto@pro21.cl
Columnas

profesional leyendo

Llevo un año y "Tope techo"

Según la encuesta realizada en nuestro sitio web, un 57% de los profesionales permanece menos de 4 años en una misma empresa. De ellos un 13% se cambia antes de cumplir los 2 años. Estos datos, sumados a nuestra experiencia en Hunting y Selección de Ejecutivos, nos indican que prácticamente se ha extinguido la tendencia de entrar a un lugar y quedarse para hacer toda la carrera ahí, asumiendo un compromiso profesional y personal con el esa empresa y su equipo de trabajo. Pero también nos revela lo que hay detrás de ello: un cambio radical en las prioridades, expectativas y exigencias de los profesionales.

Es cada vez más común escuchar en las entrevistas de selección a profesionales con la sensación de haber “topado techo” incluso antes de cumplir un año en el cargo. Y esto no tiene relación sólo con las expectativas de un aumento de su liquidación de sueldo. Si antes las razones para cambiar de trabajo radicaban principalmente en un aumento de responsabilidades, desafíos y rentas, hoy el abanico es mucho más amplio, complejo y específico.

Un profesional puede tomar la decisión (y el riesgo) de cambiarse de trabajo, por argumentos como que la nueva empresa le queda más cerca de su casa, o tiene un horario menos exigente, o dispondrá de tiempo libre dentro del horario de oficina para dedicar a un deporte, o existen beneficios para su familia, o si simplemente porque implica un quiebre en la rutina, un cambio de área, o alejarse de un Jefe que no representa a un lider positivo en su carrera.  

Esto implica un tremendo desafío a las empresas en términos de retener a sus buenos profesionales ya que no basta con aumentos de sueldo, dar algunos incentivos o mayores proyecciones. A veces deben lidiar con aspectos mucho menos racionales y cuantificables como el “aburrimiento”, la ansiedad por desarrollar múltiples actividades al mismo tiempo, la sensación de estar "desaprovechándose", perdiendo los mejores años de su vida entre cuatro paredes o proyectos familiares más itinerantes.

Las nuevas tecnologías de alguna manera lo provocan y lo permiten. Abren un mundo infinito de exploración de realidades distintas, incluso nos impulsan a jugar distintos roles y profesiones durante el día. Hoy los profesionales quieren tiempo para disfrutar con sus familias, hacer ejercicio, practicar hobbies, conectarse a las redes sociales, aprender, opinar, discutir, ser médicos, estudiantes, padres y madres, periodistas, políticos, deportistas de alto rendimiento, ecologistas, músicos y un largo etcétera, y no están dispuestos a esperar la jubilación para dedicarse "a lo que ellos realmente quieren". Tienen la necesidad de hacerlo ahora, porque confían en que pueden hacerlo, en que tienen la capacidad y los recursos de hacer todo a la vez, bien hecho.

¿Será entonces que el diseño de las empresas está obsoleto, con un techo demasiado bajo (o paredes demasiados estrechas) que asfixian las ansias de rápido crecimiento que tienen los profesionales? O ¿será también que hay mucho complejo de superman que termina por abarcar más de lo puede apretar? Probablemente como siempre la verdad este entremedio y existan ambas cosas: empresas que no están ofreciendo un lugar integral, sólido y atractivo para comprometerse con el proyecto y profesionales poco dispuestos a sacrificarse en cierta medida por alcanzar metas a largo plazo.

Paula Rodríguez O. Periodista